3 de noviembre 2013 - 10:58

San Lorenzo ganó clásico infartante a Boca y depende de sí mismo

Correa y Piatti, ambos de muy buen partido, festejan el gol de San Lorenzo.
Correa y Piatti, ambos de muy buen partido, festejan el gol de San Lorenzo.
San Lorenzo, de local, derrotó 1-0 a Boca Juniors en un partido válido por la 14ª fecha del torneo Inicial y, con 26 unidades, quedó como único escolta del líder y próximo rival Newell`s Old Boys, que tiene dos puntos más.

El delantero Ángel Correa marcó el único gol del partido a los 2 minutos del segundo tiempo.

El cotejo que fue arbitrado por Germán Delfino y tuvo las intervenciones de los arqueros Agustín Orión y Sebastián Torrico, quienes le atajaron sendos penales a Leandro Romagnoli (PT 25m.) y Claudio Pérez (ST 44m.), respectivamente.

En tanto, antes de comenzar el cotejo, el árbitro amonestó al defensor de San Lorenzo Pablo Alvarado en su condición de capitán por el ingreso a la cancha con `mascotas`.

En el primer tiempo, San Lorenzo dispuso de las mejores situaciones para adelantarse en el marcador, con superioridad en todas las líneas, ante un Boca que se sostuvo por la actuación de su arquero, Agustín Orión.

El equipo local fue más porque Enzo Kalinski e Ignacio Piatti recuperaron la pelota en el medio, ante el desconcierto de Ribair Rodríguez y Pablo Ledesma en Boca.

En ataque, Correa y Héctor Villalba fueron un dolor de cabeza constante para la defensa xeneize, que fue lenta y desprotegida por los mediocampistas.

El equipo dirigido por Carlos Bianchi mostró falencias que no fueron aprovechadas en la definición por los atacantes locales.

A los 8 minutos, Daniel Díaz perdió el balón ante la presión de Correa, quien encaró, pisó el área y ensayó un remate que tapó Orión en el ángulo inferior derecho, cuando tenía opción de pase a Héctor Villalba.

San Lorenzo continuó en la búsqueda del gol, que se le negó a los 17 con un disparo de Correa que obligó la intervención de Orión, y a los 19, en la más clara, con el cabezazo de Walter Kannemann, tras un tiro de esquina, que pegó en el palo derecho y fue rechazada entre Rodríguez y Claudio Pérez.

La falta de definición para San Lorenzo se prolongó en la pena máxima, a los 25m., tras mano de Cristian Erbes en el área, cuando Leandro Romagnoli ensayó un remate débil, al ángulo derecho inferior de Orión, quien atajó el penal.

La única llegada de Boca, en un equipo largo, confundido y tocado por las ausencias por lesión de sus figuras Fernando Gago y Juan Román Riquelme, se produjo a los 27, con un contragolpe de Emmanuel Gigliotti que controló el arquero Torrico.

En el inicio del segundo tiempo, el local encontró lo que tanto anhelaba: Ignacio Piatti desbordó por el sector izquierdo y asistió a Correa, quien anticipó a la defensa y definió por encima del cuerpo de Orión, a los 2 minutos.

Boca respondió con una pelota detenida, a los 5, con un remate de Juan Sánchez Miño, pero San Lorenzo siempre fue más que su rival.

Cuando Kalinski disminuyó en su producción, Juan Mercier apareció para mantener el equilibrio en el mediocampo.

San Lorenzo contó con más situaciones, pero a medida que fue pasando el tiempo, sintió el desgaste del primer tiempo y se retrasó en el campo de juego, cuestión que Boca no pudo aprovechar porque no tuvo ideas, juego e intérpretes para llevarlo a cabo.

Sin embargo, a dos minutos del final, el árbitro Germán Delfino cobró penal a favor de Boca, tras infracción a Erbes de Santiago Gentiletti (antes hubo agarrón de Walter Kannemann a Emanuel Gigliotti), pero en el mismo arco donde se lo atajaron a Romagnoli, Torrico se puso la ropa de héroe y desvió el disparo fuerte de Pérez (quien fue consolado por Carlos Bianchi en el final por sus lágrimas), al palo derecho.

San Lorenzo fue merecedor de la victoria y a pesar del sufrimiento en el final, se llevó los tres puntos con justicia. Boca nunca pudo imponer su juego, si es que en algún momento creyó tenerlo, y la conversión de Pérez en el penal no se hubiese correspondido con lo que ofreció en el campo de juego.

San Lorenzo volvió al triunfo, tras la derrota 3-2, de visitante, ante Lanús, y alcanzó los 26 puntos en el certamen, a dos del líder y próximo rival, Newell's.

En tanto, Boca, que se quedó en 24 unidades y en la próxima fecha recibirá a Tigre, perdió tras siete jornadas. Desde la goleada 3-0 en Bahía Blanca, ante Olimpo, sin Gago y Riquelme, que el equipo de la Ribera no se retiraba perdedor.

San Lorenzo alargó la ventaja en el historial ante Boca: le lleva 9 partidos, producto de 71 victorias, 47 empates y 62 caídas.

Dejá tu comentario

Te puede interesar