El 41% del precio de alimentos y bebidas son solo impuestos

Economía

IVA, Ganancias, tributo al Cheque e Internos y cargas de Seguridad Social, son los gravámenes a nivel nacional. Se suman provinciales y municipales.

En una canasta de productos alimenticios y bebidas, el 41,3% del valor final que paga el consumidor corresponde a impuestos de distinto tipo. Así se desprende de un informe realizado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal, quien remarcó que los tributos que aplican los diversos niveles de gobierno se suman a las retribuciones por los insumos, la fuerza laboral y rentabilidad empresarial. Según ejemplificó el IARAF, en una canasta de productos (incluida gaseosas) con un valor final de $3.007,4, el consumidor paga $1.240,89 de impuestos.

En el estudio, se analizó distintos bienes de consumo masivo que pasan por un proceso industrial de elaboración y por una cadena comercial de distribución.

Según el IARAF, los tributos considerados a nivel nacional son el “IVA, Ganancias, Impuesto al cheque, Impuestos internos y las cargas de la Seguridad Social”; a nivel Provincial es el “impuesto a los Ingresos Brutos” y a nivel municipal “Tasa de Inspección, Seguridad e Higiene”.

“Se pueden distinguir distintas categorías de bienes de acuerdo a las alícuotas de impuestos que los afectan de manera diferencial, que determinan diferentes niveles de carga tributaria. De este modo pueden agruparse tres categorías de alimentos de acuerdo al IVA que los grava, y tres tipos de bebidas teniendo en cuenta las distintas alícuotas de impuestos internos”, remarcó el informe.

En ese contexto, se analizan distintos tipos de bienes según la carga tributaria total que contiene en el precio que paga el consumidor. “Los bienes de Tipo I son alimentos para los cuales el IVA es del 0% (por ejemplo la leche fluida)”, y el 26% del total de su precio corresponde a impuestos. “Los del Tipo II, son los productos con IVA del 10,5% (ejemplo la harina de trigo)”, cuya carga impositiva representa el 36,3%; y “Tipo III, aquellos con IVA del 21% (aceite, arroz, fideos, galletas envasadas, mermelada)”, los tributos significan el 41,9% del total.

En la segunda parte de la tabla se encuentran las bebidas, “donde además de todos los impuestos de los alimentos, hay que sumar los impuestos internos, que son del 0% para los del Tipo IV (agua mineral)”, los impuestos son el 45,5% del total; “del 4% para los del Tipo V (jugos)”, que representa 46,8% del precio final; “y los de mayor carga son los del Tipo VI, cuya alícuota de impuestos internos es del 8% (bebidas gaseosas cola)”, los tributos abarcan el 48,2% del total.

El estudio fue realizado días después de que finalizara, el 31 de diciembre, la aplicación de la medida denominada “IVA 0” para catorce productos de la canasta básica lanzada por Mauricio Macri luego de las PASO.

En ese contexto, el IARAF analizó distintos productos puntuales y la incidencia que los impuestos tienen sobre el precio final. Por ejemplo, en un litro de leche que cuesta $40,25, $10,45 corresponden a impuestos; un kilo de harina que sale $33, tiene una carga tributaria de $11,98; un aceite de girasol que sale $121, tiene $50,70 de impuestos; en un paquete de spaghetti que sale $108, se abona en $45,25 es de distintos gravámenes; mientras que en una gaseosa que cuesta $82, el total de impuestos es $39,56.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario