Criptomonedas, reestructuración de ofertas y lenguajes de programación: el comercio del futuro

Economía

El analista económico conversó con Ámbito sobre el lanzamiento de su último libro y aseguró que habrá un cambio en el sistema digital, que enfrentará la tecnología y las experiencias del cliente.

El punto máximo de la incorporación de las herramientas digitales parecía haber llegado junto a la pandemia del Covid-19. Sin embargo, Damián Di Pace, el especialista en Economía y director de la consultora privada Focus Market, aseguró que la comercialización dentro de unos años se caracterizará por las finanzas descentralizadas, entre ellas las criptomonedas.

Di Pace conversó con Ámbito en el marco del lanzamiento de su último libro "El futuro del Comercio que viene", un escrito que comenzó como su tesis de maestría en 2009 y que publicó en mayo de 2022 con el objetivo de revelar cuáles serán los conocimientos fundamentales para conquistar las demandas generacionales.

Billeteras virtuales, incursión de algoritmos, procesamientos de datos e inteligencia artificial son algunos de los componentes que tendrán continuidad según su mirada. Por ello es que la atención estará puesta sobre la web 3.0, el retorno a una experiencia física tanto con el producto como con la compra en sí y la consolidación de programación y lenguaje robótico e informático.

No solo las grandes empresas gozarán de un nuevo punto de vista logístico, sino que además las pymes podrán cumplir con las exigencias del mercado tales como revivir el modo de compra que mantiene el comercio tradicional.

Periodista: ¿Cuándo se dará el cambio y qué traerá consigo?

Damián Di Pace: Hay que aclarar que los cambios no son radicales porque en definitiva son procesos culturales que implican vivencias sociales. Se va a ir dando de manera gradual a medida que uno se vaya adaptando a las nuevas exigencias. Las personas no solo tendrán que modificar la estructura de la oferta, sino que tendrán que conocer los dispositivos tecnológicos que tienen a disposición para aggiornarse.

Lo novedosos será el proceso descentralizado que estará distribuido a través de la blockchain, donde todos tendrán un nivel de participación en los procesos de compra. Los usuarios se acercarán con su critpo y harán uso de esa herramienta, de la cual son parte. De todos modos, no hay que olvidarse que el comercio surgió para unir socialmente a comunidades que tenían que intercambiar diferentes bienes y servicios. Por más avance que haya, no se debe perder de vista que el ser humano es un ser social.

P: ¿Qué le permitirá el nuevo sistema a los comerciantes?

D.D.P: El activo digital será la herramienta más grande que van a tener, no solo porque no van a depender de un ente central sino que además las decisiones estarán repartidas. Va a haber una red descentralizada que generará una solución en el mercado de tecnología y que permitirá actuar en caso de que todos estén de acuerdo.

Las redes sociales como Instagram y Facebook, plataformas en las que se acostumbra a publicar las mercancías, no tendrán quien las domine, tampoco Google. Nadie dependerá de otro que diga cuánto vale la tarifa ni cuánto se puede publicar, eso ya va a estar predeterminado.

Se va a revolucionar absolutamente todo y se van a favorecer quienes apuesten al sistema y lo desarrollen.

P: ¿Cuál será el perfil de los líderes empresarios?

D.D.P: El perfil debe ser multidisciplinario, o sea, vas a tener desde programadores hasta comunicadores que se dediquen al desarrollo de la marca, la intangibilidad del proceso de servicio y al cómo mejorar la vivencia dentro del negocio.

La economía va a ser tan dinámica y los lenguajes de programación van a cambiar, que los vendedores tendrán que estar preparados para modificar los sistemas tecnológicos todo el tiempo. De hecho, el nivel de competencia hará que estos duren mucho menos.

Mientras uno lo conoce, ya se tiene que estar pensando en otro que lo supere. Aquel que lo programó y desarrolló debe estar atento. Nadie se puede quedar dormido porque la digitalización es permanente y constante, propio de un proceso de adaptación.

P: ¿Cómo será posible ante una industria grande, pero concentrada en pocas manos?

D.D.P: Detrás de un activo digital está el sector cuaternario de una economía, el del conocimiento. Los líderes van a entender qué hay detrás, y se va a lograr un proceso de mejora tecnológica. Será importante que se maneje un lenguaje de programación y haya un acercamiento al mundo blockchain.

Ya no estarán como intermediarios los bancos, por lo que habrá diferentes protocolos de codificación que lo harán posible.

P: Por último, ¿habrá alguien que salga perdiendo?

D.D.P: Siempre en el mercado hay gente que pierde y que gana. Todo proceso incorpora en el medio frustraciones previas e incluso estamos en un momento realmente efímero.

Se trata de un proceso que en algún momento seguro se va a quebrar, va a quedar lo mejor del sistema y recién se empezará a competir. De ah surgirán nuevo proyectos.

En otras palabras, el panorama irá madurando.

Dejá tu comentario