Gobierno destina 5% del PBI para sostener a la economía

Economía

Las medidas anunciadas para afrontar la crisis implican un gasto de $754.991 millones y el monto de facilidades financieras asciende a $571.774 millones.

El mundo ha dejado de lado la disciplina fiscal para atender la salud ante el brote del coronavirus, según surge de la última actualización de las Perspectivas Económicas Mundiales dadas a conocer hoy por el Fondo Monetario Internacional (FMI). La deuda de los países ha llegado a niveles récord, como así también los desequilibrios fiscales. En el caso del gobierno argentino, la ayuda para enfrentar la pandemia llega a 5 puntos del PBI, según surge de los datos recopilados hasta el 23 de junio de la Oficina del Presupuesto del Congreso.

Esta repartición calcula que hasta ayer, las medidas anunciadas para afrontar la crisis implican un gasto de $754.991 millones, equivalente a 2,7% del PBI y una disminución de recursos de $88.734 millones (0,3% del PBI). Mientras que el monto de facilidades financieras asciende a $571.774 millones – equivalentes a otro 2% del PBI-.

Asistencia

Más de dos tercios de los gobiernos de todo el mundo ha aumentado su apoyo fiscal desde abril para mitigar las consecuencias económicas de la pandemia y los estrictos bloqueos, según el FMI. Las medidas fiscales anunciadas ahora se estiman en u$s10,7 billones en el orden mundial –unas 25 veces la riqueza generada por todos los argentinos durante un año, para tener una idea de magnitud- .

La mitad de estas medidas u$s5,4 billones son gastos adicionales y reducciones de ingresos que afectan directamente los presupuestos gubernamentales. La mitad restante constituyen líneas de apoyo a la liquidez, como préstamos, inyecciones de capital y garantías, incluso a través de bancos estatales y empresas, que ayudan a mantener los flujos de efectivo y limitar las quiebras.

Las economías del G20 continúan representan la mayor parte del apoyo fiscal global, con medidas presupuestarias que ahora son del 6% del PBI en promedio y mucho mayor que durante 2008-10 en respuesta a la Crisis financiera mundial, de acuerdo con el Fondo.

En promedio, el esfuerzo fiscal de los mercados emergentes alcanza a 5% del producto bruto interno (PBI) a enfrentar la pandemia.

Deuda

El organismo multilateral espera que la deuda pública global alcance un máximo histórico, superior a 101% del PBI en 2020–21, con un aumento de 19% en comparación con el año anterior. Mientras tanto, se espera que en promedio, el déficit fiscal general se dispare a 14% del PBI en 2020, 10 puntos porcentuales más altos que el año pasado. Entre los casos extremos se encuentran los Estados Unidos, con un desequilibrio de casi 24% del PBI, o España con casi 14%.

En este contexto, los históricos desbalances de las cuentas argentinas no lucen tan mal. Las previsiones privadas proyectan un déficit primario del orden de 6% a 7% del PBI. No obstante, como ha reiterado en distintas oportunidades el ministro de Economía, Martín Guzmán, y más allá de la emergencia, el Gobierno argentino se mantiene comprometido en un sendero de consolidación fiscal.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario