Se desaceleró la suba de la canasta básica (trepó 1,6%)

Economía

El costo de la canasta básica se incrementó 1,6% en julio, ubicándose por debajo de la inflación general del mismo periodo (fue del 3%) y acumulando una suba del 51,8% interanual (en línea con la suba del IPC). Así, una familia compuesta por cuatro integrantes necesitó $67.577 para no caer por debajo de la línea de pobreza.

En términos mensuales, se trató de la suba más baja de los últimos doce meses: justamente, en julio de 2020 el alza también se había ubicado en 1,6%. Es la primera vez en el año que perfora el 2%: de hecho, el dato de junio se ubicó 3,2%.

En tanto, la canasta básica alimentaria trepó 2,1% el mes pasado, también por debajo de la variación del IPC, pero acumulando un crecimiento del 58,3% frente el mismo periodo de 2020 (superando al índice general de inflación). Así, una familia compuesta por cuatro integrantes necesitó $29.003 para no caer en la indigencia.

Según relevamientos privados, el costo de los alimentos parecería continuar con una tendencia hacia la desaceleración. Para Consumidores Libres, el precio de la canasta básica aumentó en la primera quincena de agosto un 1,4%, el número más bajo para esa parte del mes en lo que va del año.

Dejá tu comentario