27 de julio 2007 - 00:00

Morrison: otra teoría

París (AFP) - ¿Sobredosis en los baños de un club nocturno o ataque cardíaco en su bañera? Treinta y seis años después de la muerte de Jim Morrison, vuelve a arreciar la polémica sobre la forma en que murió el legendario cantante de The Doors.

Un libro sobre la vida del ídolo de los años 60, «The end», publicado este mes en París, sostiene que Morrison fue encontrado desplomado tras la puerta cerrada de uno de los baños de un club nocturno parisiense, el Rock and Roll Circus, el 3 de julio de 1971. El autor del libro, Sam Bernett, era entonces gerente del establecimiento.

Por su parte, Philip Steele, autor de una novelabiográfica sobre Morrison, «City Of Light», publicada en febrero pasado en Alemania, rechaza esa versión de los hechos, que contradice la oficial en la época. Bernett «ensucia» la memoria de Morrison. Está desprestigiando a un gran poeta», afirma indignado Steele.

Sam Bernett, escritor y ex periodista, rechaza esa crítica. «No ensucio a nadie. Simplemente digo la verdad», declaró. Bernett cuenta que, aquella noche, Morrison bebió mucha vodka y cerveza, compró una dosis de heroína para su novia y desapareció después en los baños para hombres. Para encontrarlo debieron forzar la puerta del baño, cerrada con llave. «Jim Morrison estaba allí, la cabeza entre las rodillas y los brazos colgando. Lo levanté con cuidado. Su cara estaba gris, sus ojos cerrados, tenía sangre bajo la nariz, una baba blancuzca como espuma alrededor de la boca entreabierta y en la barba. No respiraba», dice Bernett.

Dejá tu comentario

Te puede interesar