Incluyeron una foto de Ana Frank en Showmatch y se desató la polémica

Espectáculos

Para graficar la canción "Yo no soy esa mujer" de Paulina Rubio pusieron una foto de la niña cuya historia es un símbolo del horror del Holocausto.

Sofía "Jujuy" Jiménez interpretó ayer "Yo no soy esa mujer", de Paulina Rubio, en un nuevo desafío de Showmatch: La Academia. Sin embargo, la polémica se desató luego de que proyectaran de fondo diversas imágenes para graficar la canción como el rostro de Ana Frank, la joven que se escondió en su propia casa de los nazis y que fue llevada al campo de concentración tras ser descubierta.

El escándalo en las redes sociales reportó el momento en el que "Jujuy" menciona: "Yo no soy esa mujer que no sale de casa" mientras se veía a Annelies Marie Frank, cuya historia es símbolo del Holocausto y del diario que escribió durante su encierro, uno de los textos más difundidos de todos los tiempos que remarca que lo que le ocurrió a ella "nunca debe volver a sucederle a nadie".

De inmediato los usuarios en Twitter expresaron repudio, quienes aseguraron que no había posibilidad de que la foto de Ana fuera puesta "sin querer".

En tanto la canción de la artista mexicana dice: "Yo no soy esa mujer, que no sale de casa, y que pone a tus pies lo mejor de su alma. No me convertiré, en el eco de tu voz en un rincón. Yo no soy esa mujer". Además se agregaron retratos de Gabriela Sabatini, Oprah Winfrey, la madre María Teresa de Calcuta, Eva Duarte de Perón, María Elena Walsh y Ninín Marshall, entre otras.

Showmatch

El Centro de Ana Frank Argentina - organización miembro de la Casa de Anne Frank en los Países Bajos. que abrió sus puertas en 2009- también demostró su descontento ante el hecho televisivo. "Ana Frank no se quedó en su casa porque fue una mujer sometida sino que tuvo que esconderse para escapar de la persecución de la maquinaria nazi. En su encierro tuvo el más significativo acto de resistencia que fue escribir un diario", twittearon desde la cuenta.

https://twitter.com/centro_anafrank/status/1418984831959044105

"Lo preocupante es la naturalización del horror para fines de entretenimiento y especulación comercial. El Holocausto y ninguna muerte pueden ser utilizados para entretener", agregaron.

Se trata de una niña alemana con ascendencia judía que se resguardó en 1942 junto a su familia durante la ocupación de los Países Bajos. En 1944 los nazis descubrieron dicho anexo secreto del 263 de la calle Prinsengrach de Amsterdam, donde se encontraban.

Aunque siempre se dijo que había fallecido el 15 de abril de 1945, gracias a una investigación realizada por la Casa-Museo de Amsterdam, se desveló que Ana, que tenía 15 años de edad, murió de tifus en febrero de ese mismo año, en el campo de concentración de Bergen-Belsen, Alemania, junto a su hermana Margot.

Dejá tu comentario