Negocios

Fallo contra el denunciante que quiere limitar vuelos low cost en El Palomar

La sala 2 de la Cámara de San Martín rechazó recusación del denunciante que pide limitar las operaciones del aeropuerto.

La Sala 2 de la Cámara de San Martín rechazó hoy la recusación planteada contra la Sala 1 interpuesta por el abogado que presentó la denuncia original para limitar las operaciones del aeropuerto de El Palomar y que dio a lugar a un fallo judicial para restringir en horario nocturno los vuelos de las aerolíneas low cost a partir del jueves próximo, que fue apelado por el Gobierno y las empresas.

Según las compañías de bajo costo, esta limitación horaria haría inviable el negocio por lo que peligran todas la operaciones y están en riesgo 1.000 puestos de trabajo en El Palomar. También afecta a varias provincias, lo que generó que algunos gobernadores salieran a rechazar el fallo judicial.

La objeción realizada por el denunciante se basaba en que, a su entender, la sala que debía entender en esta causa había mostrado una posición favorable al funcionamiento a pleno de esa estación aérea por lo que debía apartarse de tratar el tema.

Las aerolíneas afectadas por la restricción dispuesta por una jueza consideraron positiva la medida ya que abre una nueva etapa judicial que podría revertir el fallo en contra. Ahora habrá que esperar que la sala 1 se expida para saber si deja en suspenso la restricción horaria hasta que se decida la apelación o la misma comienza a regir en la fecha prevista.

El conflicto se desató por un fallo judicial que impone una restricción horaria a partir del jueves 26. La decisión de la jueza federal Martina Forns estableció una limitación horaria (entre las 22 y las 7 del día siguiente) para el funcionamiento de la estación aérea, basado en el “derecho a descansar” y la “protección del ambiente sano”.

La medida se tomó a partir de una presentación del abogado Lucas Marisi a título personal. El Gobierno apeló el fallo, a través de la ANAC, y se espera una definición sobre este tema por lo que, mientras tanto, sigue vigente su fallo que se haría efectivo a partir del próximo jueves. En el Gobierno dan a entender que la decisión de restringir las operaciones tiene un trasfondo político vinculado a sectores al kirchnerismo. Según las empresas, de cumplirse el fallo se haría inviable el negocio y determinaría el final de las operaciones.

Pero el dato más curioso, tal como adelantó Ámbito el lunes pasado, es que este conflicto ya excedió lo empresarial y generó una “grieta” dentro del Frente de Todos debido a que el candidato Alberto Fernández les prometió a los gremios aeronáuticos el regreso del monopolio de la línea de bandera. “Los cielos serán todos para aerolíneas”, dijo en un video y adelantó, en declaraciones periodísticas, que investigará el funcionamiento de las compañías de vuelos baratos porque “han desvalijado a Aerolíneas”.

Sin embargo, desde provincias peronistas -con Tucumán a la cabeza- se han manifestado a favor de estos servicios por el crecimiento de la actividad turística y comercial en el interior del país. Por eso, en las provincias de distintos signos político están preocupados por las consecuencias que podría tener en las economías locales que Fernández, en caso de confirmar el resultado de las PASO, cumpla con su palabra de terminar de darle a Aerolíneas el monopolio aéreo.

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, junto a los CEO de Flybondi y JetSmart, presentaron las semana pasada los resultados de una encuesta realizada por su cartera que muestra que el 70% de los vecinos de la zona está a favor de la continuidad de las operaciones del aeropuerto. “Todo esto está en riesgo. Hay muchísima gente preocupada. Este es el primer aeropuerto low cost de Latinoamérica; acá no hay lujo, todo es económico para que sea más barato viajar para la gente”, dijo el funcionario.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario