2 de noviembre 2005 - 00:00

Hoy tensión en Avellaneda: serios choques entre municipales y policías

Hoy tensión en Avellaneda: serios choques entre municipales y policías
Empleados municipales intentaron ingresar esta mañana a la sede de la Municipalidad de Avellaneda y se enfrentaron con personal que desde el interior del edificio efectuó disparos, impidiéndoles la entrada, y según denunciaron dirigentes gremiales, dos trabajadores resultaron heridos, uno de ellos por un impacto de bala.

En tanto, las autoridades de la cartera de Seguridad provincial señalaron que hay dos personas detenidas por los hechos, supuestamente empleados de la comuna, y agregaron que se secuestró un arma de fuego, con la cual se habrían efectuado los disparos.

Uno de los heridos como consecuencia de los enfrentamientos recibió un balazo en un hombro y fue internado en el Hospital Fiorito de Avellaneda, fuera de peligro, según lo señalado por el director de ese centro asistencial.

El intendente de Avellaneda, Baldomero Alvarez de Olivera sostuvo que se trata de un conflicto motorizado por el secretario general del gremio de los empleados municipales, Rubén García, y denunció que los manifestantes "incendiaron dos vehículos" y golpearon a funcionarios de la comuna.

"Se trata directamente de un delincuente que intenta subvertir el orden", dijo el jefe comunal en declaraciones radiales y televisivas formuladas esta mañana, poco después de registrados los enfrentamientos.

Alvarez de Olivera le asignó a este episodio un cariz político, al indicar que García fue "candidato a diputado por el Frente para la Victoria, que responde a Felipe Solá en la provincia", y sostuvo que el sindicalista "hizo esto pensando que el hecho de que la gente respaldara al presidente (Néstor) Kirchner les da a ellos vía libre para imponer sus ideas por la fuerza".

En tanto, desde el sindicato municipal, el titular del gremio, Rubén García, denunció que todo se inició en el marco de un reclamo salarial, y dijo que los empleados intentaron hacer una asamblea en el edificio, lo cual se les impidió.

García, también en declaraciones a la prensa formuladas en las puertas de la Intendencia, denunció que dentro del edificio municipal "había gente armada", que disparó contra ellos.

"Hubo disparos de parte de gente que estaba adentro de la Municipalidad", enfatizó el dirigente gremial, quien insistió en señalar que los incidentes comenzaron cuando se les impidió a los sindicalistas llevar adelante una asamblea en el edificio.

En tanto, su secretario adjunto, Daniel Averza, afirmó que dos trabajadores fueron heridos, en medio de los disparos efectuados desde el interior de la sede comunal.

Según explicó, uno de ellos resultó herido en la cabeza -en ese caso fue una herida cortante, pero no de bala, según se aclaró- y otro en un hombro -por un disparo efectuado desde atrás-, y debieron ser atendidos en el Hospital Fiorito, también de Avellaneda.

Averza aseguró que "en ningún momento" intentaron "entrar a la fuerza" al edificio de la Municipalidad, y dijo que no sabía quiénes incendiaron un auto que se encontraba en la playa de estacionamiento, que pertenecería al secretario privado del intendente.

Los sindicalistas indicaron que el conflicto se inició hace varios meses, cuando reclamaron un ajuste del salario básico, para llevarlo de 510 pesos a 790, en tanto -según dijeron- los sueldos de bolsillo varían de entre 600 y 700 pesos.

El director del Hospital Fiorito, Gustavo Baglietto, informó que uno de los heridos llevados a ese centro asistencial presentaba una "herida de bala en el hombro izquierdo con entrada posterior", en tanto que el proyectil quedó "alojado en la masa muscular del hombro".

En declaraciones radiales, Baglietto señaló que en el hospital se atendió también a otra persona con una "herida cortante en el cuero cabelludo".

Dejá tu comentario

Te puede interesar