Desborda a España llegada de ilegales

Mundo

Santa Cruz de Tenerife (EFE, AFP, ANSA) - Un récord de 230 inmigrantes clandestinos africanos llegaron la noche del lunes al Puerto de los Cristianos, en el archipiélago español de las Canarias, tras haber sido socorridos en alta mar por un buque de Salvamento Marítimo. El gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero observa la situación con preocupación, y a pesar de haber endurecido las medidas migratorias, la llegada de ilegales es cada vez más desbordante.

Este arribo constituye un «récord», ya que es el mayor total de inmigrantes llegados a Canarias en una única embarcación, informó un portavoz de la delegación del gobierno en Canarias. Los inmigrantes subsaharianos, todos ellos varones, fueron interceptados a bordo de un bote, a unos 92 km al sur de esta isla situada frente a la costa atlántica de Marruecos.

Los inmigrantes, entre éstos una veintena de menores, estaban en buenas condiciones, aunque había seis casos de «hipotermia sin gravedad», indicó un miembro de Salvamento Marítimo.

El diputado socialista canario José Segura deploró esta nueva llegada de africanos empujados por «el hambre» y «la pobreza».

«La pobreza y el hambre obligan a estas personas a jugar la vida. La solución está en que los países ricos inviertan en Africa», comentó.

España es una de las principales puertas de entrada de los inmigrantes africanos clandestinos a Europa, que llegan principalmente a las islas Canarias en embarcaciones precarias.

  • Período

    Desde principios de año, 5.392 inmigrantes clandestinos llegaron a estas islas. En el mismo período de 2007 arribaron 6.655, según la delegación del gobierno en Canarias.

    Las travesías de estas embarcaciones de fortunase transforman a menudo en un drama silencioso. No existe ninguna estadística fiable sobre el número de muertos, mientras los supervivientes declaran regularmente haberse visto obligados a tirar por la borda los cuerpos de compañeros muertos en el viaje.

    Según la organización andaluza de defensa de los derechos humanos APDH-A, unos 921 inmigrantes clandestinos habrían muerto durante su intento de llegar a España en 2007.

    Un sistema de vigilancia de detección de inmigrantes y una política de repatriación sistemática hacia los países de origen permitió reducir sensiblemente el flujo de clandestinos hacia Canarias tras un pico registrado en 2006 de 31.678 llegadas.
  • Dejá tu comentario