Bolsa de EEUU: peligro de fundirse

Opiniones

Hoy hacerse de acciones de EEUU es casi más riesgoso que comprar bonos de Argentina. La bolsa está en un punto de no retorno, y las valuaciones que vemos superaron todos los límites.

Estar comprados hoy en acciones de EEUU es casi más riesgoso que comprar bonos de Argentina. La bolsa está en un punto de no retorno, y las valuaciones que vemos superaron todos los límites. Esta burbuja es peor que la del 2000.

Hoy les quiero compartir algunas reflexiones sobre el momento de locura total que estamos viviendo.

Para empezar, una métrica que siempre me gusta ver -la preferida de Warren Buffett, es la capitalización bursátil de la bolsa de EEUU en relación al PBI. Estamos en niveles nunca antes vistos:

B1.jpg

Hoy abundan relatos que parecen justificar valuaciones delirantes. En términos generales, los relatos se pueden resumir en la batalla entre las “nuevas economías” y las “viejas economías”. Veamos algunos ejemplos:

  • Tesla

Uno de los más conocidos en Wall Street es el de Tesla. El valor total por bolsa de esta compañía ya es mayor a la suma de Toyota, Volkswagen, General Motors, Ford y Fiat.

B2.jpg

Estas automotrices juntas tienen ventas por u$s 870.000. Casi 34 veces lo que vendió Tesla en el último año.

Todo parece justificarse con el relato de que Tesla es el “futuro”, y que será el líder de la nueva generación de autos.

Pero esto no es real. Todas las grandes automotrices se encuentran fabricando autos eléctricos. Y tienen una mayor espalda para hacerlo que Tesla.

  • Zoom

Otro caso emblemático es el de Zoom. El mercado está valuando a la empresa como si a partir de ahora, el trabajo sólo se fuera a realizar por home office y a través de esta aplicación, y como si no fueran a aparecer competidores en el futuro.

Ya hay grandes jugadores como Google, Microsoft y Cisco que están empezando a competir directamente con Zoom. Pero al mercado, esto no parece importarle.

Para tener una idea del delirio, veamos la comparación entre Zoom y Exxon Mobil:

B3.jpg

Exxon pertenece a otro relato: el de las empresas petroleras. Lo “cool” en Wall Street hoy son las energías renovables (empresas de energía solar, por ejemplo) y no las viejas energéticas, que tienen valuaciones por el suelo.

Pero todavía no les conté cuál es el sector más amado hoy en la bolsa. El último grito de la moda de esta “nueva” economía:

  • La nube

En la burbuja de las punto com, el relato de la nueva economía era la revolución de internet. Hoy es la nube.

Basta con que una empresa diga que ofrece soluciones en la nube para obtener casi de manera automática una valuación ridícula, algo muy parecido a lo que ocurría en los 90’ con las compañías de internet.

Y si no me creen, miren este gráfico, donde comparo la valuación y ventas de Snowflake (servicios en la nube) con General Electric, referente de la “vieja” economía:

B4.jpg

Conclusión

Hablemos de probabilidades. Las chances que tienen todas estas empresas de alcanzar las expectativas que marcan sus valuaciones actuales, son ínfimas. Tal vez alguna lo logre, pero como grupo las probabilidades están en contra.

Estar comprados hoy en acciones de EEUU es muy riesgoso. Y mucho peor es estar haciendo “buy and hold” en estos sectores de moda, donde las valuaciones se alejaron completamente de cualquier medida razonable.

En definitiva, comprar acciones de empresas como Zoom con la intención de mantenerlas en el largo plazo es tan mala idea como lo fue invertir en bonos de Argentina antes del default. La relación riesgo retorno era (y es) pésima en ambos casos.

PD: Tener bonos de Argentina sigue siendo una pésima idea.

Por último, si quieren mejorar los resultados de sus inversiones, esto les va a ser de mucha utilidad. Los quiero invitar a que se descarguen una guía con tres consejos 100% prácticos que los van a ayudar a tomar mejores decisiones de inversión. Pueden descargarla gratis en el siguiente link: Guía de inversiones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario