Ambito Nacional

Pacto tácito entre el PJ y Cambiemos deja sin actividad a la Legislatura bonaerense

No sesiona desde mayo. De continuar inacción, será el año en que menos se debatió desde la vuelta a la democracia.

No es normal, aunque sí habitual. La actividad parlamentaria en los años electorales suele estar por debajo del promedio tradicional. Sin embargo, lo sucedido en la Cámara baja de la Provincia supera todo tipo de antecedente. En la actualidad, el recinto lleva más de cuatro meses sin movimiento. En concreto, 130 días sin llamar a sesión.

La cantidad de tiempo transcurrido deja en evidencia que 2019 no sólo es un año de elecciones sino también que cuenta con otros condimentos. Para entenderlo basta con ir a revisar cuándo fue la última vez que el cuerpo legislativo estuvo en funciones: 9 de mayo. Ese día el presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Mosca, solicitó una licencia por 60 días tras denunciar una campaña extorsiva sobre un presunto abuso sexual que no tuvo denuncia formal en la Justicia. Desde entonces, no hubo más actividad.

“Es un escándalo. No hay antecedentes de una cosa así y no tenemos información de que esté prevista una sesión. Hay un pacto implícito entre Cambiemos y Unidad Ciudadana. Pero es una situación insólita porque el presidente ya tendría que estar nuevamente en funciones”, asegura un integrante de la Cámara.

Lo cierto es que Manuel Mosca volvió a estar en funciones desde el 11 de julio. En aquel momento, allegados de Mosca dieron a conocer que el diputado volvería a pedir licencia por dos meses en la siguiente sesión. Pero eso nunca pasó. “Nadie convocó porque forma parte de un acuerdo. No hacer mucho ruido. En el Senado pasó lo mismo. Incluso hubo un senador que elevó la voz en los medios y lo mandaron a callar desde el propio peronismo”, sostiene un diputado del norte de la provincia. Y agrega: “Mosca está en funciones, pero yo no lo veo por acá. Sé que cambió el teléfono después de todo lo ocurrido”.

En la actualidad, pese a que la Cámara no sesiona, las comisiones sí lo hacen. Ese fue el rol que tomó Marisol Merquel, diputada del PJ por la sexta y vicepresidenta primera. Sin embargo, son varios los parlamentarios que no tienen en claro cuál es la situación actual. En caso de continuar esta inacción, se convertirá en el año que menos se sesionó desde la vuelta de la democracia con sólo tres encuentros en siete meses. Como contrapartida histórica se encuentra lo sucedido en 1984, con 43 reuniones.

Para colmo, el presidente del bloque del Frente Renovador, Rubén Eslaiman, presentó hace diez días un proyecto para declarar por un año la emergencia alimentaria. Se trata del primer proyecto presentando en conjunto por el Frente de Todos. Una forma de actuar que modifica por completo la mayoría automática con la que contaba Cambiemos en la legislatura y que deja a la Cámara baja dividida en dos, pero con más cantidad de representantes del peronismo unido (46 a 43).

“No podemos esperar a que el Gobierno nacional reaccione como se le está pidiendo y declare en consecuencia la emergencia alimentaria en el país. Por ese motivo, impulsamos este proyecto para avanzar en nuestra provincia”, indicó el legislador. Resta saber si este será en concreto el proyecto que retome la actividad en la cámara. Para eso habrá que esperar a que Mosca llame a sesión.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario