Mesa Judicial M: amplían denuncia por persecución a sindicalistas y suman a Patricia Bullrich

Política

La ex ministra de Seguridad fue involucrada por las presiones a un juez para encarcelar a Pablo Moyano y por la confesión de Macri de querer meter preso a un gremialista lechero.

La megacausa por la denominada “mesa judicial macrista” de exfuncionarios señalados por haber supuestamente presionado a jueces para direccionar expedientes sensibles sumó hoy una denuncia contra Patricia Bullrich como acusada de las maniobras y un pedido de ampliación de las investigaciones en torno de los presuntos intentos del gobierno anterior por encarcelar a sindicalistas. Entre los casos incorporados por los diputados acusadores figuran los del dirigente lechero Héctor Ponce, el petrolero Guillermo Pereyra y los camioneros Hugo y Pablo Moyano.

La presentación la hicieron los diputados del Frente de Todos Martín Soria, Rodolfo Tailhade y Eduardo Valdés ante el fiscal Franco Picardi, a cargo de la instrucción del sumario por delegación de la jueza federal María Eugenia Capuchetti. Se trata del expediente que los propios legisladores iniciaron el 5 de mayo a raíz de las declaraciones de la camarista de Casación Ana María Figueroa en un programa de radio en AM 750 cuando refirió haber sufrido un intento de presión por parte de un funcionario, a quien luego por escrito en la causa identificó como el actual fiscal general porteño, Juan Bautista Mahíques, entonces miembro del Consejo de la Magistratura por el Poder Ejecutivo.

La nueva denuncia toma como base declaraciones de Pereyra en una entrevista en C5N donde dijo que en un viaje oficial que compartió a Estados Unidos con Mauricio Macri, el expresidente le dijo que “quería meter preso a Ponce” como ejemplo de los dirigentes que no se allanaban a las directivas de la Casa Rosada. Desde entonces Ponce fue objeto de varias investigaciones y seguimientos hasta que fue sobreseído en 2018.

Mientras que el petrolero, identificado por Cambiemos como su gremialista favorito por los acuerdos que firmó en Vaca Muerta, declaró haber sido sin embargo víctima, también, de las presiones de Cambiemos cuando votó, como senador nacional, en contra de la reforma previsional. Los denunciantes incorporan a Bullrich en las acciones por lo señalado por el propio Pereyra, en relación con una supuesta entrevista que habría tenido con un fiscal para exigirle el procesamiento del entonces senador por Neuquén.

También menciona el caso de los Moyano. Toma dichos de Pablo, que sindicó el arranque de las presiones junto con la decisión gremial de oponerse a la reforma laboral que planificaba el macrismo, y del suspendido juez Luis Carzoglio, quien dijo públicamente haber recibido directivas de agentes de la AFI para que detuviera al hijo mayor de Hugo Moyano.

Dejá tu comentario