Cañas sigue adelante; Nalbandian, eliminado

Deportes

Guillermo Cañas (19º preclasificado), con un tenis de alto vuelo, frenó la ilusión de su compatriota Juan Mónaco y accedió a cuartos de final de Roland Garros, mientras que David Nalbandian (15º) fue eliminado por el ruso Nicolay Davydenko (4º).

Con su victoria, Cañas se metió entre los ocho mejores del segundo Grand Slam de la temporada, el primero desde su regreso en setiembre tras la suspensión de 15 meses.

A los 29 años, Cañas alcanzó los cuartos en París por tercera vez en su carrera y esta actuación le asegura, al menos, quedar entre los 16 mejores tenistas del mundo y convertirse en el jugador argentino número uno.

El duelo entre los dos mejores tenistas de la legión de estos últimos meses había generado expectativa en París. Sin embargo, el duelo no fue tal porque de entrada Cañas desplegó un tenis de alto vuelo que le permitió quedarse con el primer set por un inapelable y contundente 6-0.

En el segundo, Mónaco creció y ambos jugadores se quebraron el servicio mutuamente, pero el tandilense no supo aprovechar sus contadas oportunidades. Un paciente Cañas, que nunca bajó su nivel, pudo cerrar el parcial 6-4 a su favor. En el tercero, Cañas continuó presionando desde el fondo con una precisión asombrosa ante un Mónaco impreciso.

Pese a la derrota, Mónaco cumplió su mejor actuación en un Grand Slam, se aseguró 66.250 euros en premios y desde el lunes 11 de junio podría quedar entre los 30 mejores del mundo (actualmente ocupa el escalafón número 35). El rival del argentino en cuartos será el ruso Nicolay Davydenko (4º), quien, con solvencia y determinación, se impuso en el court central Philippe Chatrier ante el cordobés David Nalbandian (15º) por 6-3, 7-6 (1), 3-6 y 7-6 (2).

El cordobés se mostró lejos de su mejor nivel y forma física (se lo notó excedido de peso) ante un rival que lo exigió y permanentemente tomó la iniciativa. Semifinalista en 2006, Nalbandian perderá varios puntos y quedara fuera de los 20 mejores del mundo.

Cañas y Davydenko se enfrentaron en cuatro oportunidades con tres victorias para el argentino y una para el ruso.

El último antecedente data del torneo de Barcelona 2007, donde el ruso no se presentó luego de que el masajista de la ATP lo lesionara en su brazo, lo que desató la ira de Davydenko. Los tres enfrentamientos anteriores fueron todos en 2005.

Dejá tu comentario