18 de diciembre 2018 - 00:02

¿Qué decide la Corte sobre los jubilados?

Decide si la ANSeS puede hacer lo que quiera, si le da carta blanca en infligir la ley y pagar menos de lo que le corresponde a un jubilado. Actuar mal sin tener consecuencias. Por primera vez en la historia el Máximo Tribunal anticipó una agenda fijando la fecha en la que tratará temas importantes. En ese sentido, el próximo martes 18 de diciembre les toca a los jubilados que reclamaron en juicio porque les pagaban mal.

El principal problema es que si ya se sabe que un cambio de criterio en la liquidación generará que el jubilado cobre menos, entonces los jubilados se van a conformar con menos. Menos de lo que les corresponde aún con ese mal índice, porque la ANSeS paga siempre mal y tarde. Si con el criterio actual en un juicio determinado le deben aumentar el haber en $10.000 y no lo hacen los abogados lo ejecutan, persiguen y los jueces intiman y multan hasta que paguen. Si en cambio el ajuste se reduce a $4.000 y la ANSeS paga la mitad, nadie va a continuar esa ejecución.

Si descuentan algo en concepto de impuesto a las ganancias, aunque no corresponda, nadie va a reclamar por ello, porque el costo de hacer una ejecución por meses supera el total a recuperar.

Es antieconómico para abogados y peritos de las partes trabajar en una ejecución de sentencia durante un año entero para que el beneficiario cobre $20.000. El gasto en el proceso no se puede justificar con un honorario que razonablemente es sólo una fracción de ese dinero recuperado. Tampoco se puede movilizar el sistema judicial por esos montos.

Entonces un fallo a favor de ANSeS significaría convalidar que pueden hacer lo que quieran, que pueden pagar mal ya que nadie se los va a reclamar.

La ANSeS demora hoy casi dos años en cumplir una sentencia. Si la sentencia vale mucho, mucho menos ¿quién la va a apurar?

Si hoy directamente no pagan a las sucesiones ¿quién va a perseguir el cobro disminuido?

El efecto de darle la razón a la ANSeS es que la gente crea que perdió derecho al reclamo. Es matar la esperanza de los jubilados, no sólo sus haberes. La cuestión técnica no importa. No importa que no afecte a las arcas del Estado, no es primordial que ya se haya expedido hace 9 años en un caso idéntico, no importa que se pague recién en 2020, con suerte. No importa que el jubilado en cuestión reciba menos del 56% de su último salario si confirman lo dicho por las 26 Salas de apelaciones de todo el país. No importa que le quieran hacer decir a la Ley cosas que no dice. No importa que para intentar cambiar el criterio de la Corte se hayan sacado decretos, resoluciones de ANSeS de Secretarías, circulares y otros papeles firmados por funcionarios que estrenaban el cargo. Importa que el Poder Judicial límite a las extralimitaciones del Ejecutivo. Importa que les digan no.

Dejá tu comentario

Te puede interesar