Martina Gusmán: "Las series nos acompañan, pero no reemplazan el ritual del cine"

Espectáculos

Además de esta producción, la actriz graba para Netflix la cuarta temporada de "El marginal", que se estrenará este año.

¨Las series fueron la gran compañía de todos en pandemia, nos consumimos todos los contenidos que había. Me gustaría pensar que el cine se irá modificando en relación con lo que conocíamos y que quedará como ritual, mientras las series posibilitan otra cosa¨, dice Martina Gusmán, que forma parte del elenco de ¨El inocente¨, serie española que se ubicó primera en la Argentina en Netflix.

Basada en una novela de Harlan Coven, protagonizada por Mario Casas y dirigida por Paulo Oriol (¨Contratiempo¨), actúa también José Coronado (¨Vivir sin Permiso¨). Gusmán encarna a una argentina que va a Europa en busca de mejor porvenir y termina anclada en una red de trata de mujeres. Dialogamos con ella.

Periodista: ¿Cómo definiría a su personaje en relación con otros anteriores, como la trabajadora social de ¨El marginal¨ o la madre de ¨Leonera¨?

Martina Gusmán: Todos buscan una segunda oportunidad en la vida; son mujeres aguerridas, que deben transitar con el peso de su pasado. Tienen una dualidad porque son fuertes y vulnerables. Mi personaje en ´El inocente´, Kimmy, viene de un mundo diferente del de todos los que hice hasta ahora, desde la caracterización que implica una bailarina de pole dance, dentro de ese lugar de trata de mujeres, y hablo de lo físico y lo emocional. Tiene una doble cara, la de la primera parte y luego, diez años más tarde, más deteriorada. El género también es diferente de lo que hice, porque es un thriller y hacia el final roza el western.

P.: ¿Qué rasgos de policial o western destacaría?

M.G.: Diría que es más thriller o hasta cine negro. Están los típicos personajes, algo estereotipados, me refiero al villano, el inocente, la investigadora, la prostituta, la monja. Lo policial lo detecto con las diferentes versiones de cada personaje a la hora de construir la trama. ´El inocente´ se estrenó simultáneamente en 194 países con lo que aparecen estos temas y personajes universales, siempre con un fondo realista.

P.: ¿Se perdió algo del cine como lo conocíamos antes, acaso y reemplazado por las series creadas a partir de algoritmos?

M.G.: Si extraño algo es ir al cine, como ritual, con esa posibilidad de encerrarte, apagar el celular dos horas y sumergirte en una pantalla de 7 por 3. Eso, aunque se vea una película en casa, es irremplazable como sensación de espectador. El streaming no lo reemplaza. Hay un crecimiento de plataformas que tiene que ver con una demanda y necesidad del público de poner lo que quieras en el momento disponible; el cine tiene otra lógica, logística y tiempo. A mucha gente le viene bien el contenido en casa, ni hablar del confinamiento. En cuanto a cómo se arman, a través de algoritmos, las plataformas tienen esto de corporativo, no dejan de involucrarse desde la venta de un producto y sería bueno que haya más diversidad. Pero generan esa cuestión masiva como el cine mainstream, que también se basa en algoritmos para realizar películas con ciertas combinaciones que funcionan. Las series más autorales, que en nuestro país se hacen y se ven en Contar, no llegan a las plataformas grandes. Muchos queremos ver las dos cosas, las pochocleras y las autorales.

P.: ¿Cómo es trabajar para plataformas en contraste a lo que es hacerlo para cine argentino?

M.G.: Tanto en ´El marginal´ como en ésta lo mainstream estuvo atravesado por alguna otra productora que hace de todo un ámbito más familiar. En ´El marginal´ está Underground, donde no noté la diferencia con hacer cine. Nunca había trabajado para un proyecto de las dimensiones de ´El inocente´ y sin embargo el director se dedica mucho a los actores. Por un lado era rodar para una plataforma gigante pero por otro, cuando se filmaban las escenas, había algo casi de cine de autor. El director nos armó una playlist para cada personaje, poníamos música antes de filmar una escena para generar el clima emocional.

P.: ¿Cómo influye la pandemia a la hora de rodar?

M.G.: Es engorroso, hay que hacerse el PCR todos los días, está el distanciamiento preventivo, las mascarillas, pero a la vez es la posibilidad de hacer. Estuve un año sin trabajar como la mayoría de los actores y vuelvo a rodar con las condiciones que tengan que ser. Es raro, porque se modifica la cercanía pero te das cuenta de que es la única manera para que la rueda siga girando y uno intenta que interfiera lo menos posible en el trabajo.

P.: Varios actores señalan que los teatros están cerrados mientras los rodajes continúan ¿qué puede contar desde su experiencia?

M.G.: Me da pena porque se pueden extremar los cuidados sin ser tan drásticos con un cierre. En cuanto a rodajes, puedo contar cómo se trabaja para la próxima temporada de ´El marginal´, donde estoy chequeada todo el tiempo, con PCR y tests de antígenos. Percibí un cuidado extremo. Creo que con esa clase de cuidados se puede avanzar.

Temas

Dejá tu comentario