Día Mundial del Lavado de Manos: ¿cuándo se celebra y por qué?

Información General

Es la medida de higiene más eficaz y accesible para prevenir gran cantidad de enfermedades y salvar vidas. Incrementá ese hábito en tu rutina cotidiana -y en la de tu familia- para mantenerte saludable.

Lavarse las manos frecuente y correctamente funciona como primera línea de defensa para evitar la propagación de muchas enfermedades: desde un resfrío común hasta otras más graves como la meningitis, bronquiolitis y la hepatitis A.

Siempre es aconsejable lavarlas siempre después de realizar actividades cotidianas como tocar alimentos crudos, animales, toser, estornudar, ir al baño, tocar dinero u otros objetos que tocaron antes otras personas.

LAVADO DE MANOS.jpg
La medida se extenderá lo que dure el aislamiento social preventivo obligatorio.

La medida se extenderá lo que dure el aislamiento social preventivo obligatorio.

"Nuestras manos llevan bacterias, gérmenes y esto hace que podamos transmitir enfermedades que en ocasiones pueden ser graves e incluso mortales, especialmente en el ámbito de la salud. Incluso uno de los lemas de la OMS es que lavarse las manos salva vidas", explicó el doctor Flavio Rotryng, responsable del Servicio de Infectología del Sanatorio Finochietto. Además, el especialista enumera tres tipos de lavados de manos:

  1. El lavado de manos social: es el que se realiza con agua y jabón cuando se toca la superficie contaminada, como por ejemplo el tacho de residuos, el baño, cuando se come o se tiene suciedad francamente visible.
  2. El lavado de manos "antiséptico": es el que se llevan a cabo en las instituciones de la salud para evitar llevar de un paciente a otro los organismos multiresistes. Este es un lavado que usa una solución alcohólica y que hay que esperar que se seque para considerar que es eficaz.
  3. El lavado de manos quirúrgico: tiene como objetivo eliminar el mayor número posible de patógenos presentes en manos y brazos antes de entrar en quirófano para evitar la contaminación cruzada.

"Es una medida muy importante, de bajo costo, simple y rápida que te pedimos que hagas frecuentemente", remarcó Rotryng.

En el ámbito hogareño, se sugiere lavarse las manos:

  • Antes, durante y después de preparar alimentos.
  • Antes de comer.
  • Antes y después de atender a alguien enfermo o tratar lastimaduras.
  • Después de ir al baño, cambiar pañales o higienizar a un niño que haya ido al baño.
  • Después de limpiarse la nariz, toser o estornudar.
  • Después de trabajar en el jardín, tocar la basura o animales.
  • Si las manos están visiblemente sucias o engrasadas.

Cómo lavar las manos con eficacia para prevenir enfermedades y evitar contagios:

Humedecer las manos con agua, cubrirlas con jabón y frotar toda la superficie, incluidas las palmas, el dorso, entre los dedos y especialmente debajo de las uñas, por lo menos 20 segundos. Enjuagarlas con agua corriente y secarlas con una tela limpia o agitando las manos. Una manera fácil de calcular los 20 segundos es cantar dos veces la canción del ¨Feliz Cumpleaños¨.

Embed

Es importante también inculcar ese hábito en los niños, quienes son los agentes del cambio, alentarlos a mantenerse saludables lavándose las manos con frecuencia.

El Día Mundial del Lavado de Manos tiene como objetivo principal concientizar a la población que un poco de agua y jabón se pueden salvar muchas vidas.

Dejá tu comentario